El desapego en el budismo chino

慧灯俺 Huì dēng ān Pequeño templo de la juiciosa luz

 

 

Sobre las contradicciones del budismo


慧灯俺 Huì dēng ān Pequeño templo de la juiciosa luz

Ayer llegué de una excursión fascinante a la montaña sagrada de Jinzhushan, que es uno de los templos budistas más importantes del sureste de China y está situado en una montaña con forma de pie de pollo, de ahí el nombre en chino Jin (pollo) zhu (pie) shan (montaña). Este viaje me va a dar para muchas entradas porque la experiencia ha sido intensa.

Empiezo: ¿Qué hacíamos en Jinzhushan?

Mi amigo Yang Wen, que es budista, quería visitar por segunda vez este templo con la intención de pedirle a Buda una serie de  cosas relacionadas con el amor, el trabajo, el dinero y un largo etcétera. Por el camino se sumó una chica de Kunming, Li Wen, que buscaba paz espiritual y otras cosas que no vienen al caso. Por mi parte iba sobre todo a acompañar a Yang Wen y a disfrutar  de la extraordinaria naturaleza: por fin he estado en una montaña china que solo conocía por cuadros y dibujos. El templo está situado casi por encima de las nubes a más de 3000 metros de altura.

Cuando estábamos a punto de llegar a la primera etapa del viaje, la base de la montaña, tuvimos una conversación muy interesante en el autobús.  Les comenté que, aunque sabía poco sobre el budismo, me gustaban mucho las Cuatro nobles verdades, que fue lo que dijo Siddhārtha Gautama, es decir Buda,  después de alcanzar la iluminación.

En especial, les comenté,  me gusta la idea de que el deseo es el origen del sufrimiento y que por  lo tanto es mejor no desear. Erich From utiliza esta idea (y otras) como base de sus libros Ser y tener y El arte de amar. A mis amigos también les gustaba esta idea del desapego.

Media hora después, el chofer paró el autobús para que tuviéramos la oportunidad de comprar las ofrendas para el templo. Compramos tres tipos de ofrendas:

– Unos papelitos amarillos y blancos,  que sirven para venerar a los antepasados.

– Unos inciensos que pueden significar varias cosas dependiendo del color: encontrar el amor, tener una larga vida, etc.

– Compramos otra ofrenda relacionada con el dinero.  Un ornamento colgante  hecho con piezas de papel duro en forma de moneda antigua china. Estas piezas que son de dos colores, oro y planteado, se entrelazan con un cordón formando una especie de festón. Lástima que no tengo fotografía.

Subí al autobús perpleja: ¿No acabamos de estar de acuerdo todos  en que no hay que desear?

Mi confusión aumentó a lo largo del viaje. Cuando llegamos al templo, dimos tres vueltas a un edificio pequeño pintado de color de oro mientras pedíamos por nuestros sueños; en ese mismo edificio un monje hacía sonar una caja para favorecer la obtención de dinero. Más tarde dimos tres vueltas al templo pensando en nuestros deseos y al final mi amigo Yang Wen hizo escribir sus deseos a un escribano y luego los quemó en la pira. En aquella sala había una lista de deseos chinos, entre los cuales, figuraban deseos de los más triviales: una casa, un coche…

No pude evitar hacer notar la contradicción, en la que estábamos de acuerdo,  aunque sin duda algo se debió perder en la traducción.

 

 

Comments
5 Responses to “El desapego en el budismo chino”
  1. Marcelo dice:

    Hola, me parece que las contradicciones que ves son por falta de profundización sobre este tema, es completamente normal.
    En primer lugar la frase “sobre las contradicciones del budismo” es errónea, ya que lo que planteas en tu post son las contradicciones de gente que practica el budismo, no sobre la doctrina budista, que por cierto, es de las más sólidas que vas a encontrar.

    Cuando hablas de que el sufrimiento, tirando mucho del hilo (porque hay toda una relación de causa-efecto a explorar filosóficamente antes de llegar a esta conclusión) es causado por el deseo, debes tener en cuenta que Buda se refería al deseo descontrolado (desear el bien a los demás, desear la iluminación, o incluso prosperar honradamente en la vida no es un deseo proscrito por el budismo).

    En el caso que comentas, evidentemente haz dado en el clavo, se trata de una aberración de la práctica del budismo. Lamentablemente muchos monjes honrados coinciden en que se ha llegado a un punto en el que se da a la gente lo que quiere oír antes que la realidad, ya que los templos necesitan fondos y esta manera es la más fácil de conseguirlos en la cada vez más materialista sociedad china.

    En todo caso, cabe aclarar que siempre hay varios niveles en cuanto a la comprensión de la religión, uno más popular en el que se cree que quemando incienso a Buda y dando una ofrenda (o rezándole al santo cristiano de turno y poniendo una moneda en su urna) nos va a ayudar; y otro más profundo, con un entendimiento más elaborado, pero no tan popular.

    Estas contradicciones flagrantes y aparentes contradicciones pueden observarse en todas las religiones, sin duda. De hecho en el cristianismo y budismo, si te pones a escarbar, existen muchos puntos en común. Lo mismo con otras tradiciones como el Sufismo y hasta el Judaísmo!

    Más allá de todo esto, está claro que hacer que un escribano escriba los deseos para después quemarlos con el objetivo de obtener un coche no está en línea con ningún tipo de lectura budista, ni popular ni más elaborada. El Amidismo o culto al Buda Amithaba, uno de los más sencillos de seguir y de lo más popular en China, consiste en repetir el nombre del Buda Amithaba para renacer en su reino, recibir sus enseñanzas y posteriormente alcanzar con su ayuda la iluminación. Ni siquiera en este tipo de budismo “básico” (aunque también es mucho más profundo de lo que parece si se escarba un poco) se promueve o justifica doctrinalmente un comportamiento como el que indicas, y que es algo extremadamente común, lamentablemente.

    Muy buen blog, lo sigo semanalmente.
    Saludos!!

    • alfonso dice:

      marcelo…mil gracias loco…,para mi el budismo solo representaba la busqueda de el equilibrio…paz. hasta me tatue un menge meditando en mi espalda, frente a una flor de lotus, y estaba, ahora, buscando templos sagrados del budismo para terminar el tatuaje, hubicando este templo detras del monge, o sea…, busco un cambio radical en mi vida…, intente adaptarme al sistema de mi ciudad(santiago del estero,argentina) ni al sistema consumista de ninguna parte, tuve todo lo que crei que queria en mi vida y … me di cuenta de que n oes lo que , algo en mi, quiere, hasta me imagine llendome a buscar mi camino por aquellos lugares sagrados, lejos del consumismo, hasta estoy dispuesto a dejar todo e irme…pero nunca supe a donde y tambien tuve meidos de profundizar en el budismo y acabar desilucionandome, pero …con lo que explicaste vos, entendi la base del budismo y me re interesa, eso si, no iria a templos donde se hagan circos con dinero o deseo materiales, … existe un lugar en donde un mestre te enseñe… no se, a vivir sin bienes materiales y en donde se produzca el alimento a consumir… bueno… no se si leeras esto…pero algo tenia que escribirte ya que sin querer termine informandome del budismo, con aquel miedo que tenia a dsilucionarme, pero no fue asi, estoy dispuesto a dar un apso grande… ojala me aydues con mi consulta

      • Marcelo dice:

        Alfonso, no entiendo bien tu consulta porque al parecer tu mente va tan atropelladamente como tu forma de escribir. No puedo darte grandes consejos pero si te puedo ayudar con algunas pocas palabras, ahí van:

        El consumo excesivo es un problema en estos días, es verdad, debemos moderarnos.

        Hablas de vivir sin bienes materiales, entiendo que te refieres a vivir sin lujos innecesarios. Me parece correcto, pero ten en cuenta que el problema no son los objetos que nos rodean, sino nuestro apego a ellos. Tú puedes tener un reloj de oro que te hayan regalado y un día perderlo, si no sientes apego, no te causará ningún malestar, en cambio si estás apegado tu sufrimiento será muy grande.

        Entonces lo que tienes que aprender es a comprender y a distinguir el apego a las cosas. Cuando lo hayas logrado de verdad (cosa que lleva años), no necesitarás irte a vivir a una cueva o a una comunidad de monjes para evitar lo superficial, estarás vacunado mentalmente contra el veneno del apego. Tu vida irá en armonía con tus principios.

        ¿Cómo se consigue esto? En un principio leyendo las bases del budismo que son las 4 nobles verdades y el óctuple sendero, encontrarás mucha información en Internet. Otro paso fundamental que deberías dar para calmar tu agitada mente es aprender a meditar. Pasado un tiempo, cuando combines lo que has aprendido leyendo junto a la meditación, podrás interiorizar estas enseñanzas y ya nadie podrá quitártelas. Ya no tendrás dudas y serás libre. Aunque permanezcas en Santiago del Estero, Argentina.

        Y si todo esto te da mucha curiosidad tengo entendido que en la provincia de Córdoba, Argentina, hay una comunidad budista Zen, donde podrás acercarte sin tener que pagar nada.

        Que alcances la paz.
        Marcelo

  2. BLANCO dice:

    Te deseo lo mejor.

    Ya estás en la columnita de favoritos de mi humildísimo y muy deseante blog, Ana.

    Beso grande.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] enfrascada en el budismo, tu comentario a la entrada: El desapego en el budismo chino. Sobre las contradicciones del budismo, me ha estimulado […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: