¿Por qué estudias chino?



Detrás de esta pregunta, hay un montón de historias como la de mi amiga Nikki.

Nikki es una señora francesa de unos cincuenta y tantos años que vive a las afueras de París en una casita con un pequeño jardín que cuida con esmero. Su abuelo emigró desde Cantón a la Guayana francesa, es decir, al otro lado del mundo, hacia 1910. Sabía que su abuelo había dejado una familia en China pero nunca supo nada de ellos. Un día recibió una carta de un pariente y un doctor chino le ayudó en la traducción: el hijo mayor de su abuelo quería encontrarles.

No perdieron el tiempo. Nikki, el doctor chino y un grupo de estudiantes franceses organizaron un viaje a Cantón y Nikki viajó a la ciudad natal de su abuelo. Se encontró con una bienvenida que ni Míster Marshall: la prensa, la televisión; hasta una orquesta y, por supuesto,  las calles engalanadas para recibir a la francesita. Nikki se quedó sin palabras al entrar en la casa familiar y encontrarse presidiendo el hogar la fotografía en blanco y negro de su abuelo, la misma fotografía que su madre tenía en el salón de su casa.

Nikki, qué mujer, pura emoción. Me parece estar viendo la fotografía de su abuelo.

Nikki decidió estudiar chino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: